Inicio > Noticias > Notas de Prensa > Rusia: Fuerzas especiales rusas asaltan brutalmente los hogares de los testigos de Jehová

Nota de Prensa

Rusia: Fuerzas especiales rusas asaltan brutalmente los hogares de los testigos de Jehová

13 oct 2021 lLeída 522 veces l2 min lCompartir

El lunes 4 de octubre de 2021, dos matrimonios testigos de Jehová fueron brutalmente agredidos cuando oficiales rusos armados del OMON asaltaron 12 casas de Testigos en Irkutsk. Otros seis fueron puestos en prisión preventiva




De izquierda a derecha: Anatoly Razdobarov con su esposa, Greta, y Nikolay Merinov con su esposa, Liliya, antes de ser agredidos por la policía rusa.


Eran las 6:00 de la mañana cuando los miembros de las fuerzas especiales rusas entraron a la fuerza en la casa de Anatoly y Greta. Los oficiales arrastraron a Greta por el cabello a otra habitación, la esposaron con los brazos a la espalda y la golpearon repetidamente. Mientras tanto, Anatoly fue obligado a tirarse al suelo, esposado de igual manera, al mismo tiempo que los agentes le propinaban patadas en la cabeza y en el abdomen. Mientras lo golpeaban, los oficiales le exigían que se autoinculpara y revelara información sobre otros testigos de Jehová. Lo torturaron aún más al tratar de introducirle una botella de vidrio en el recto. La redada en la casa de los Razdobarov duró más de ocho horas.

En la casa de Nikolay y Liliya Merinov, los oficiales irrumpieron, golpeando primero a Nikolay en la cara con un objeto contundente, de tal modo que cayó al suelo y perdió el conocimiento. Cuando volvió a abrir los ojos había un oficial sentado sobre él, que continuó golpeándolo, hasta romperle los dientes delanteros. Liliya fue arrastrada de la cama por el cabello y esposada. Luego, los oficiales la agredieron físicamente en repetidas ocasiones antes de permitir que se vistiera.

Son muchas las reacciones internacionales que está provocando la atroz persecución que los testigos de Jehová están sufriendo en Rusia. Por ejemplo, Sir Andrew Wood, ex embajador del Reino Unido en Rusia (1995-2000), afirma: «Estos repelentes sucesos son una mancha para Rusia y señal de la cada vez mayor degradación moral de su gobierno. Las "grandes potencias" no torturan a sus ciudadanos. No se ha expuesto razón convincente alguna que demuestre que los testigos de Jehová son miembros de una organización extremista. Como ellos, hay otras personas que se encuentran en una situación similar. Las "fuerzas del orden" rusas actúan con cada vez más sadismo hacia sus prisioneros».

El Código Penal ruso condena este tipo de abuso de autoridad tan inhumano. Además, la Federación de Rusia es parte de varios organismos internacionales que protegen a las personas de torturas. Por lo tanto, estas parejas se valdrán de todos los recursos legales disponibles, nacionales e internacionales, para que se haga justicia ante estos crímenes intolerables.



Comunica, Mide y Analiza

Plataforma Infoperiodistas

¿Quieres contactar con periodistas? 

x