Inicio > Noticias > Notas de Prensa > "Aclaración imprescindible"

Nota de Prensa

"Aclaración imprescindible"

21 sep 2021 lLeída 2.972 veces l3 min lCompartir

Hay aclaraciones, tal vez innecesarias, pero cuando determinadas afirmaciones dañan el honor de un colectivo, con afirmaciones que no se corresponden con los hechos, la aclaración se hace imprescindible...


El sábado 4 de septiembre se publicó en El Periódico Mediterráneo un artículo titulado “11 años para un testigo de Jehová por abusos a la hija de su pareja en Almanssora”. Al día siguiente, el periódico Levante (El mercantil valenciano), publicó la misma noticia con un ligero cambio en el titular: “Once años de cárcel para un testigo de Jehová por abusos a la hija de su pareja”.

Siendo ―tristemente― el abuso sexual de una menor el hecho relevante en esta noticia, llama la atención que se haya dado la supuesta filiación religiosa del acusado, cuando no se aplica el mismo criterio con quienes habitualmente delinquen. Forzoso es reconocer que, si esta ha de ser praxis informativa habitual, se estará alimentando, cuando menos, la discriminación e induciendo inevitablemente al odio a quienes de ese modo se les señala. Además, es penoso que, tanto la madre ―que desconocía estos hechos―, como la hija, vecinas ambas de una población relativamente pequeña donde se las conoce, queden expuestas a la vergüenza pública al detallarse en el artículo de referencia los hechos más escabrosos, en lugar de proteger la dignidad de la víctima.

La información publicada es inexacta en los siguientes extremos:

Primero. El acusado y responsable de tan deleznable delito no era testigo de Jehová durante todo el tiempo que duraron los abusos sexuales a la víctima.

Segundo. Los abusos terminaron cuando ―como indica la sentencia― el acusado decidió ser testigo de Jehová pues, aunque la sentencia dice textualmente que: “por causa de ser Testigos de Jehová y querer bautizarse por tal rito”, dando a entender que lo era, es precisamente el acto del bautismo lo que convierte en miembro de la Confesión a la persona que, por decisión libre y personal, decide bautizarse. El mero hecho de frecuentar las reuniones de la Confesión o de estudiar la Biblia no convierte a una persona en miembro de la Confesión, testigo de Jehová.
 
Tercero. Cuando el acusado, después de unos cinco meses, intenta reanudar sus abusos con intimidación, y la víctima se niega a ello, ambas su madre y ella acuden a la Policía a denunciar los hechos, poniéndolos en conocimiento a renglón seguido de los ministros de la congregación local de los testigos de Jehová. Al día siguiente, el cuerpo de ministros, en su función de ‘pastores’ de la congregación, toman la decisión de expulsar de la Confesión al acusado, con lo cual, con fecha del 29 de enero de 2020, el acusado dejó de ser testigo de Jehová. Así, el acusado y ahora sentenciado no era testigo de Jehová cuando cometió los abusos ni al tiempo de producirse la sentencia.

Por último, es imperativo señalar que los testigos de Jehová rechazan de forma categórica aberraciones y pecados tan graves como el abuso de menores, delitos que ofenden a Dios y denigran a la parte más sensible de nuestra sociedad: los niños. Si un miembro de la Confesión incurriese en ese tipo de conducta ha de responder tanto por su pecado, ante la Confesión, como por su delito, frente a la ley, con todas sus consecuencias.
 

Comunica, Mide y Analiza

Plataforma Infoperiodistas

¿Quieres contactar con periodistas? 

x