infoperiodistas

Notas de prensa

Síguenos
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea falla a favor de los testigos de Jehová
01.12.2020
Leída 2.510 veces.

El pasado 29 de octubre, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea falló a favor de los testigos de Jehová en un caso de reintegro de gastos por una intervención de cirugía cardiaca sin transfusión de sangre realizada en otro país comunitario distinto al del paciente y sus familiares.

El Tribunal dictaminó que, conforme a la ley de la Comunidad Europea, se incurre en “discriminación indirecta” cuando a un ciudadano de la Unión se le niega el pago de los costes por una intervención quirúrgica transfronteriza, que pudo haberse hecho en su país con respeto a la objeción de conciencia del paciente, pero que le fue denegada.

Se trata de un caso de cirugía cardíaca en un niño de tres años de edad cuyos padres, debido a la negativa de las autoridades médicas letonas, tuvieron que operarlo finalmente en Polonia. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha estimado que, dada esa negativa, teniendo el sistema sanitario letón los recursos materiales y humanos para hacerla, debe asumir los costes en función de lo que hubiese costado en Letonia esa misma operación.

La decisión del Tribunal aplica igualmente a los 27 Estados miembros de la Unión, pues el Tribunal razona que negar un tratamiento que sería viable en un país miembro, y en consecuencia el paciente se viera obligado a recurrir a los servicios médicos de otro país de la Unión que sí accede a realizarlo, supone un acto de “discriminación indirecta” por razones de conciencia, religión o ideología.

El Tribunal también ha señalado que, a fin de evitar excesos, un paciente que recurra a servicios médicos transfronterizos dentro de la Unión Europea debe satisfacer primero cuatro requisitos básicos para ser acreedor al reingreso de sus gastos hospitalarios habidos fuera de su país: 1) que antes de trasladarse a otro Estado de la Unión, obtenga el visto bueno del organismo competente de su país que ha de garantizarle el reintegro de sus gastos médicos; 2) que el tratamiento o intervención quirúrgica que el paciente necesita se encuentre entre los servicios médicos que su país ofrece, pero que este no pueda realizarlo en un plazo de tiempo razonable; 3) que, una vez reconocidos y aprobados los dos requisitos anteriores, el paciente será acreedor al reintegro íntegro de los costes médicos habidos en el país de destino de la Unión; y 4) que el reintegro de los costes, no obstante, nunca será mayor a los habidos en el país transfronterizo ni a lo que hubiese costado en el país de origen del paciente ese mismo tratamiento, en el supuesto de haberse realizado en él.

Desde luego, se trata de una decisión que no solo favorece a los Testigos, sino a cualquier otro ciudadano de la Unión.

Sección de Información Pública
Para más información:
Aníbal Matos – amatos@jw.org – 918 879 770
Daniel Martín – dmartin@jw.org – 918 879 780

Temas informativos: Información General, Política Internacional, Política Nacional, Jurídica y Tribunales, Sociedad
Tags: testigos de Jehová; cirugía sin sangre; reintegro de gastos
Volver
Imprimir

Plataforma Infoperiodistas
¿Quieres contactar con periodistas?
Te ayudamos
Guía de Medios
La guía más completa actualizada diariamente
¡Consigue la mejor información!

Portada | Noticias | Guía de Medios | Enviar Notas de Prensa | Textos legales | Publicidad | Contactar | ¡Suscríbete!
x