Inicio > Noticias > Artículos de opinión > Lo que buscas como solución, no hace más que agravar el problema. El peligro del Desarrollo Personal moderno

Artículos de opinión

Lo que buscas como solución, no hace más que agravar el problema. El peligro del Desarrollo Personal moderno

4 feb 2022 l Leída 616 veces l 3 min l Compartir Artículo

El Desarrollo Personal ha atrapado a muchos en su discurso de que la solución está fuera de ti, en que no vale con ser quien eres, que tienes que crecer y desarrollarte, y ampliado la frustración de las personas que no son capaces a dejarse ir. Entiende el origen de tus bloqueos y que basta con ser quién eres para alcanzar la vida que deseas.

Toda vida tiene sus baches, sus miedos y sus incertidumbres, Siempre ha sido así y por mucho que las circunstancias a nuestro alrededor mejores siempre habrá algo o alguien que “nos haga caer”.


Echando la vista atrás todos hemos vivido experiencias que nos han marcado. No todas igual de graves, pero sí igual de reales y condicionantes: un profesor que te ridiculiza, unos padres que no te aman, la burla de los compañeros, desengaños amorosos, relaciones fallidas, carreras profesionales truncadas, amistades que se rompen…


No será difícil que hurgues en el baúl de los recuerdos de tu mente y encuentres algo de tu vida que no te gusta o alguien con quien estés resentido. 


No importa el desencadenante, estar asustado y perdido es un sentimiento común a todos. En mi caso, fue un divorcio traumático, que hizo que el mundo se me viniera encima a los 36 años. 


Pero ese momento solo fue la culminación de experiencias acumuladas a lo largo de mi vida que me dirigieron hacia ese momento. Experiencias que se almacenaron en mi mente y esta me mostraba de forma estratégica a la hora de tomar una decisión. Flaco favor me hacía, pues eran imágenes que, lejos de ayudarme, trataban de reforzar creencias que yo ya tenía heredadas. 


No fue hasta que me planté y me dije que me merecía ser feliz que empecé a luchar por serlo de verdad, sin necesidad de cambiar quién era. ME MEREZCO SER FELIZ. 


Y empecé a dejar de hacer caso de las historias limitantes que mi propia mente me contaba. Porque no todo lo que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida es bueno ni útil. Pero si no lo eliminas, se queda ahí, condicionando, marcando y guiando. 


El Desarrollo Personal es cada vez más constante en nuestras vidas. Y creemos que está ahí para decirnos las verdades incómodas que nadie quiere oír. 


Cosas del tipo: no eres tu mejor versión, el cambio llega si te esfuerzas por ser mejor, conviértete en otra persona, la que debes ser para lograrlo. Te está gritando que TE FALTA ALGO.


Lo siento, es demasiado triste para quedarme callada. NO TE FALTA NADA. 


No eres poco válido, no has perdido el control de nada, no eres insuficiente. 


Ya tienes tu mejor vida, ya eres tu mejor versión, eres completo tal y como eres. Pero buscas un refugio como el Desarrollo Personal que te dice que la culpa no es tuya, que la responsabilidad no es tuya, que la solución está fuera, no dentro. 


Esa es la sencillez del victimismo en la que nos hemos acomodado. Una trampa mortal para sobrevivir, pero que no nos deja vivir. 


Ser víctima es cómodo, te da una razón y una excusa para fracasar y no esforzarte por hacerlo mejor. 


Pero ser tú mismo te puede llevar a ser el mejor, a hacerlo mejor. No importa tu pasado ni tu presente. Tienes el poder de reescribir tu futuro. 


¿Con Desarrollo Personal? No, con Educación Ontológica. Una herramienta que te ayuda a averiguar dónde te estás saboteando y cómo dejar de hacerlo. 


Solo apta para los valientes que desean dejar de buscar la solución fuera y encontrar el origen dentro para no repetir las mismas acciones… esperando resultados diferentes.


Te invito a que te desafíes a ti mismo y empieces a borrar las historias que te hacen recaer en las mismas experiencias una y otra vez a través de entrenamientos ontológicos guiados.

Para empezar tus primeros pasos únete al Club de los Valientes. Una comunidad de autodescubrimiento y crecimiento abierta a todos los inconformistas que sienten que hay otra manera de vivir la vida. 

x