Inicio > Noticias > Diario > La SIP condena el ataque armado y toma de TC Televisión de Guayaquil, Ecuador

Somos líderes en información de Medios de Comunicación

La SIP condena el ataque armado y toma de TC Televisión de Guayaquil, Ecuador

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) repudia enérgicamente la toma violenta de TC Televisión en Ecuador por parte de delincuentes armados, exigiendo a las autoridades medidas inmediatas para garantizar la seguridad de los periodistas y el ejercicio de la libertad de prensa.

11 ene 2024 l Leída 611 veces l 2 min l Compartir noticia
La SIP condena el ataque armado y toma de TC Televisión de Guayaquil, Ecuador

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) emitió hoy una enérgica condena ante la toma del canal TC de Guayaquil en Ecuador por parte de delincuentes armados, noticia que ha estremecido a la comunidad internacional, en especial al periodismo de America Latina y del resto de países democráticos del mundo.
La SIP insta a las autoridades a garantizar la labor periodística en el país y, especialmente en este caso, a llevar a cabo una investigación exhaustiva y enjuiciar a los responsables.
 
La SIP amplía la noticia y aporta información detallada de la brutal irrupción de la emisión del citado canal de TV: “el periodista José Luis Calderón de TC Televisión fue amenazado con armas y le colocaron explosivos en el bolsillo de su chaqueta. Los agresores inmovilizaron y amenazaron al personal del canal hasta el momento en que la policía intervino y rescató a los compañeros secuestrados”, según informaron medios locales.
 
La prensa reportó que durante el ataque, una persona resultó herida, y algunos trabajadores del canal buscaron refugio en los techos para solicitar ayuda.
 
El mismo día por la tarde la policía anunció la detención de varios individuos vinculados al ataque a través de su cuenta oficial. El presidente de la SIP, Roberto Rock, condenó el acto de violencia, subrayando que la toma de un medio de comunicación por delincuentes armados es un ultraje de extrema gravedad con múltiples implicaciones. En este contexto de violencia, independientemente de su origen, las autoridades deben tomar medidas urgentes para garantizar la seguridad de los periodistas y permitir que ejerzan su profesión sin temor a represalias.
 
La toma del canal y otros actos violentos llevaron al presidente Daniel Noboa a declarar la existencia de un "conflicto armado interno" y a ordenar a las fuerzas militares neutralizar a veinte grupos de crimen organizado transnacional, a los que calificó como organizaciones terroristas y actores no estatales beligerantes.
 
Carlos Jornet, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, alertó sobre las posibles consecuencias más dramáticas de este acto de intimidación y destacó la urgencia de activar el mecanismo de protección para periodistas. Señaló que cualquier demora solo empeorará la situación precaria en la que operan los medios de comunicación, que son blanco debido a sus denuncias sobre la acción criminal y las conexiones de las bandas narcos con grupos políticos, policiales y penitenciarios. “Atacar un medio televisivo en plena transmisión busca instalar el terror ciudadano”, según Jornet. En diciembre, la SIP ya había expresado su alarma por el aumento de la violencia del crimen organizado y las amenazas contra la prensa en Ecuador.
 
x