Inicio > Noticias > Diario > Espionaje a periodistas con la aplicación Pegasus

Somos líderes en información de Medios de Comunicación

Espionaje a periodistas con la aplicación Pegasus

Una investigación realizada por varios medios internacionales como The Washington Post o The Guardian, junto a otros 15 medios de comunicación con la colaboración de Amnistía Internacional y la organización Forbidden Stories, ha desvelado que el programa de software israelí Pegasus, de la empresa NSO, ha espiado a 50.000 números de teléfono de periodistas de todo el mundo, así como a jefes y jefas de Estado, políticos y activistas.

29 jul 2021 l Leída 6.738 veces l 4 min l Compartir noticia
Espionaje a periodistas con la aplicación Pegasus

© Forbidden Stories


Se trata de un software malicioso capaz de infectar dispositivos móviles y acceder a mensajes, fotografías, correos o llamadas. Los que controlan este programa informático pueden extraer la información, además de grabar llamadas y activar micrófonos en secreto.

Los medios de comunicación asociados al Proyecto Pegasus como The Washington Post, Le Monde, Süddeutsche Zeitung, Die Zeit, the Guardian, Daraj, Direkt36, Le Soir, Knack, Radio France, the Wire, Proceso, Aristegui Noticias, the Organized Crime and Corruption Reporting Project, Haaretz y PBS Frontline publicarán en los próximos días una serie de historias en las que revelarán información detallada sobre la selección de dirigentes mundiales, figuras políticas, activistas de derechos humanos y periodistas como posibles objetivos de este software espía.

Por ejemplo, The guardian ya ha desvelado que más de 180 periodistas de 20 países, incluyendo reporteros, directores y ejecutivos del Financial Times, CNN, el New York Times, France 24, el Economist, Associated Press y Reuters han sido espiados con esta tecnología.

Ataques a periodistas

Estos 180 periodistas, por el momento, fueron objetivos de ataques con el software espía de NSO entre 2016 y junio de 2021. Entre ellos hay profesionales de la informacion de Azerbaiyán, Hungría, India y Marruecos, países donde la represión contra los medios de comunicación independientes se ha intensificado.

Algunos puntos importantes de la investigación: 

• En México, se seleccionó como objetivo el teléfono del periodista Cecilio Pineda apenas unas semanas antes de su homicidio en 2017 a la edad de 38 años. El Proyecto Pegasus identificó que al menos 25 periodistas mexicanos fueron seleccionados como objetivos durante un periodo de dos años. NSO Group ha negado que los datos recolectados del teléfono de Pineda hayan contribuido a su muerte, incluso con la posible "intervención" del teléfono. 

• Pegasus se ha utilizado en Azerbaiyán, país en el que sólo quedan unos pocos medios de comunicación independientes y donde, según la investigación, se seleccionó como posibles objetivos a más de 40 periodistas. El Laboratorio sobre Seguridad de Amnistía Internacional concluyó que el teléfono de Sevinc Vaqifqizi, periodista autónoma que colabora con el medio de noticias independiente Meydan TV, estuvo infectado durante un periodo de dos años hasta mayo de 2021.

• En India, al menos 40 periodistas de casi todos los medios de comunicación principales del país fueron seleccionados como posibles objetivos entre 2017 y 2021. Los análisis forenses revelaron que los teléfonos de Siddharth Varadarajan y MK Venu, cofundadores del medio de noticias independiente online The Wire, estaban infectados con el software espía Pegasus en una fecha tan reciente como junio de 2021.

• La investigación también identificó como posibles objetivos a periodistas que trabajan para medios de comunicación internacionales de primer orden, entre ellos Associated Press, CNN, The New York Times y Reuters. De este grupo, una de las figuras más destacadas es Roula Khalaf, directora de Financial Times.

Para Amnistia Internacional, los periodistas seleccionados ilustran con claridad que Pegasus se utiliza como herramienta para intimidar a los medios de comunicación críticos.

¿Qué es el proyecto Pegasus?

El Proyecto Pegasus es una innovadora investigación colaborativa en la que han participado más de 80 periodistas de 17 organizaciones de medios de comunicación de 10 países bajo la coordinación de Forbidden Stories, una organización sin ánimo de lucro de medios de comunicación con sede en París (Francia), y con el apoyo técnico de Amnistía Internacional, que realizó análisis forenses punteros de los teléfonos móviles para identificar rastros del software espía.

"El Proyecto Pegasus pone al descubierto que el software espía de NSO es el arma preferida de los gobiernos represivos que intentan silenciar a periodistas, atacar a activistas y aplastar la disidencia, poniendo en peligro innumerables vidas", manifestó Agnès Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional.

A partir de los datos filtrados y sus investigaciones, Forbidden Stories y los medios de comunicación asociados identificaron posibles clientes de NSO en 11 países: Arabia Saudí, Azerbaiyán, Bahréin, EAU, Hungría, India, Kazajistán, Marruecos, México, Ruanda y Togo.

"Como primera medida, NSO Group debe cerrar de forma inmediata los sistemas de los clientes cuando haya pruebas fidedignas de uso indebido. El Proyecto Pegasus aporta ingentes pruebas de ello", afirmó Agnès Callamard.

NSO Group se defiende

En una respuesta escrita dirigida a Forbidden Stories y sus organizaciones de medios de comunicación socias, NSO Group aseveró que “niega rotundamente…las acusaciones falsas” del informe. Escribió que los reportajes del consorcio se basaban en “suposiciones equivocadas” y “teorías no corroboradas” y reiteró la “misión que salva vidas” de la empresa.

Pese a su negación general de las denuncias, NSO Group dijo que “seguirá investigando todas las denuncias creíbles de uso indebido y tomará las medidas apropiadas basándose en los resultados de esas investigaciones”.

Agnès Callamard. considera que las empresas privadas como NSO Group han incumplido sus responsabilidades en materia de derechos humanos impunemente al dejar que se utilice el software de NSO sin tomar las medidas necesarias para proteger derechos. "Estados de todo el mundo han permitido que prospere un sistema ilegítimo que ha provocado violaciones y abusos generalizados contra los derechos humanos a gran escala".
x